te gustan los eclipses?

1 El eclipse solar más largo del siglo ocurrió el 22 de julio del 2009 sobre India, Nepal, Bhután y China. Alcanzó su punto álgido sobre el Océano Pacífico, pero incluso allí, la oscuridad solo duró 6 minutos y 29 segundos.

2 Rápido y furioso: Las sombras arrojadas por la luna cruzaron la superficie de la Tierra a una velocidad superior a los 8.000 kilómetros por hora.

3 El astrónomo canadiense y renombrado cazador de eclipses J.W. Campbell viajó alrededor del mundo durante 50 años intentando ver 12 eclipses diferentes. En todos los casos ¡se encontró con cielos nublados!

4 No repitais los errores de J.W. La temporada de monzones en el sur de Asia implica que aunque haya buenas perspectivas de ver un eclipse en la zona (como ha sucedido con el del pasado mes) el cielo seguirá estando nublado.

5 Justo antes de que el eclipse sea total, aparecen resplandecientes las perlas de Baily allá donde la luz del sol brilla a través de los valles de la luna. La última de las perlas crea la impresión de un anillo de diamantes en el cielo.

6 Durante las expediciones para ver eclipses, algunos aficionados a la astronomía acompañan este fenómeno con propuestas matrimoniales.

7 La Hermosa simetría de un eclipse solar total se da porque – por pura casualidad – el sol es 400 veces más grande que la luna, pero se encuentra también 400 veces más lejos, lo cual hace que en el cielo ambos cuerpos parezcan tener el mismo tamaño.

8 En caso de que estés pensando en buscar otro planeta para vivir, te lo advertimos. La Tierra es el único lugar del sistema solar donde los tamaños relativos de ambos cuerpos se solapan perfectamente.

9 Eso no significa que en otros planetas no haya diversión. Sin ir más lejos, en Júpiter podrías disfrutar de un eclipse triple, en el que tres lunas arrojan sus sombras sobre el planeta simultáneamente. Este evento es fácilmente observable con un telescopio doméstico.

10 La palabra china para eclipse solar es “shih”, que significa “comer”. En la antigua China, tradicionalmente se batían cacerolas y se tocaban tambores para espantar al “perro celestial” que – según creían – estaba devorando al sol.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: